Archivo | RAICES DE VIDA Y MOVIMIENTO RSS feed for this section

TEMAKIXTIANI ICHTAKAYOTL: Tlahtoāni Tlanemani Teokuitlapiali

3 Ene

DALE CLICK AQUÍ O A LA IMAGENCRUZADA TEMAKIXTIANI KOPILLI QUETZALLI

Auyani,

Siuatlaixnamik

Kaliui Chiknaumictlan

Chalchiuhtlicue Axalikehua

Tempitsolistli (Xitenamiki no sipetl)

J. K’

Amante seductora

deviniendo del inframundo

Señora de las faldas de jade,

princesa de los caudales y los lagos

Levanta las arenas de tus ríos,

y bésame.

J.K’

 

Secreto Redentor:  Libre el Tesoro del Tlatoani.

Paula, humedéceme, mójame un poco más, !sólo para saber que existes!

16 Oct
...mientras desayunábamos en la terraza del Habana Riviera, un tremendo golpe de mar (...) levantó en vilo varios automóviles que CIRCULABAN SOBRE (...) el malecón (...) y uno de ellos quedó incrustado en un flanco del hotel. Fue como una explosión de dinamita que sembró el pánico en los veinte pisos del edificio y convirtió en polvo el vitral del vestíbulo. Los numerosos turistas que se encontraban en la sala de espera fueron lanzados por los aires junto con los muebles, y algunos quedaron heridos por la granizada de vidrio. Tuvo que ser un maretazo colosal, pues entre la muralla del malecón y el hotel hay una amplia avenida de ida y vuelta, así que la ola saltó por encima de ella y todavía le quedó bastante fuerza para desmigajar el vitral.  {(Gabo (Marzo de 1980), sobre como soñaba que soñaba Frau Frida}.   Foto AP REUTERS/Javier Galeano.

...mientras desayunábamos en la terraza del Habana Riviera, un tremendo golpe de mar (...) levantó en vilo varios automóviles que CIRCULABAN SOBRE (...) el malecón (...) y uno de ellos quedó incrustado en un flanco del hotel. Fue como una explosión de dinamita que sembró el pánico en los veinte pisos del edificio y convirtió en polvo el vitral del vestíbulo. Los numerosos turistas que se encontraban en la sala de espera fueron lanzados por los aires junto con los muebles, y algunos quedaron heridos por la granizada de vidrio. Tuvo que ser un maretazo colosal, pues entre la muralla del malecón y el hotel hay una amplia avenida de ida y vuelta, así que la ola saltó por encima de ella y todavía le quedó bastante fuerza para desmigajar el vitral. {(Gabo (Marzo de 1980), sobre como soñaba que soñaba Frau Frida}. Foto AP REUTERS/Javier Galeano.

Te contemplo desde arriba, serena y líquida, brumosa y casquivana. Humedéceme lentamente,  báñame de tus fluidos y santifícame,  beatifícame con lluvia de tus entrañas. Bésame con el viento huracanado de tus caricias hechas rocío proverbial.

Te contemplo desde arriba, serena y líquida, brumosa y casquivana. Humedéceme lentamente, báñame de tus fluidos y santifícame, beatifícame con lluvia de tus entrañas. Bésame con el viento huracanado de tus caricias hechas rocío proverbial.

Una lluvia hecha sensaciones de nostalgia, Me susurra al oído cuanto me amas, El ruido de un trueno colosal me advierte del pronto estruendo que deviene en los relámpagos de tu mirada. Me duermo en ti, en medio de tu tormenta que me llama, que me atrae  a una perdición sin remedio.

Una lluvia hecha sensaciones de nostalgia, Me susurra al oído cuanto me amas, El ruido de un trueno colosal me advierte del pronto estruendo que deviene en los relámpagos de tu mirada. Me duermo en ti, en medio de tu tormenta que me llama, que me atrae a una perdición sin remedio.

A media noche tu piel me informa de aquella sombra que te recorre lentamente,  atravieso los puentes de tus pliegues recorriendo tiernamente cada poro de humedad con que me brindas el túnel a contraluz de tu memoria y algo de sal me deja saber que tienes algo de sirena. SOMOS LA SOMBRA BAJO TU NUBE…

A medio sol crepuscular, tu piel me informa de aquella sombra que te recorre lentamente, atravieso los puentes de tus pliegues recorriendo tiernamente cada poro de humedad con que me brindas el túnel a contraluz de tu memoria y un vaho de sal me deja saber que ostentas sibilancias de sirena. SOMOS LA SOMBRA BAJO TU NUBE…

Y me desplazo sobre tu piel de chubasco, como avenida costera enmarañada de humedad sobre el malecón de tu entrepierna… Allí húmeda, me recibes en la soledad tibia con la que me cobijas.

Y me desplazo sobre tu piel de chubasco, como avenida costera enmarañada de humedad sobre el malecón de tu entrepierna… Allí húmeda, me recibes en la soledad tibia con la que me cobijas.

Hay algo que humedece lo nuestro, que lo nubla. Tu fuente de catedral recibe un enhiesto capitolio que se pierde en tu niebla alucinante. Aquella selva hendida que obnubila mi razón. Ahí me quedo,  arrullado  en el vendaval irreverente de tus caderas.

Hay algo que humedece lo nuestro, que lo nubla. Tu fuente de catedral recibe un enhiesto capitolio que se pierde en tu niebla alucinante. Aquella selva hendida que obnubila mi razón. Ahí me quedo, arrullado en el vendaval irreverente de tus caderas.

Cabalgas bajo esa lluvia tropical que me alimenta, Me vierto todo y el tiempo dentro de tí, No existe.

Cabalgas con una carga tropical que me alimenta, Me vierto todo y el tiempo dentro de tí, No existe.

Un motorcito extraño me despierta dando vueltas como un gnomo visionario y previsor: Son tus manos en mi espalda  que recorren mililitros de sudor.

Un motorcito extraño me despierta dando vueltas como un gnomo visionario y previsor: Son tus manos en mi espalda resbalando en mililitros de sudor.

En un “toma y dame” Sin límite alguno Te digo que eres “mía de mí” Que soy “tuyo de ti” El juego no termina Es el eterno retorno De girar en tu locura Y TE CONVIERTES EN HELICOPTERO SEMPITERNO DE MIS BESOS!!!

Finalmente llegas. Apacible Inmaculada Cuasi.-celestial Absolutamente invencible. Dicen por ahí, que después de la tempestad viene la calma, Me recuesto en tus senos, en el suave y calmo oleaje de tus senos…

Poema de Jacinto K’anul, “en solidarizándose” tempranamente con lo que “acaezca” , haiga que acaecer o haya acaecido, bajo los caprichos teologales, meteorológicos y estocásticos del paso un poco “alatigado”  de Paulita 2010, por tierras entrañablemente hermanas y antillanas.

 

(Sin epígrafe, arriba “impactado”)

Te contemplo desde arriba

serena y líquida

brumosa y casquivana.

Humedéceme lentamente,

báñame de tus fluidos y santifícame

beatifícame con lluvia de tus entrañas.

Bésame con el viento huracanado

de tus caricias hechas rocío proverbial.

Una lluvia hecha sensaciones de nostalgia

me susurra al oído cuanto me amas.

El ruido de un trueno colosal

me advierte del pronto estruendo

que deviene en los relámpagos de tu mirada.

Me duermo en tí

en medio de tu tormenta que me llama

que me atrae

a una perdición sin remedio.


A medio sol crepuscular tu piel me informa

de aquella sombra que te recorre lentamente

atravieso los puentes de tus pliegues

recorriendo tiernamente cada poro

de humedad con que me brindas

el túnel a contraluz de tu memoria

y un vaho de sal me deja saber

que ostentas sibilancias de sirena.


Somos un par de sombras

bajo esa nube que te abriga.

Y me desplazo sobre tu piel de chubasco

como avenida costera enmarañada de humedad

sobre el malecón de tu entrepierna.

Allí húmeda,

me acoges en la soledad tibia

en la que me refugio.

 

Hay algo que humedece lo nuestro,

que lo nubla.

Tu fuente de catedral

recibe un enhiesto capitolio

que se pierde en tu niebla alucinante.

Aquella selva hendida

que obnubila mi razón.

Ahí me quedo,

arrullado

en el vendaval irreverente de tus caderas.

Cabalgas

bajo esa lluvia tropical

que me alimenta.

Me vierto todo

y el tiempo dentro de ti,

No existe.

Un motorcito extraño

me despierta dando vueltas

como un gnomo visionario y previsor:

Son tus manos en mi espalda

resbalando en mililitros de sudor.

 

En un “toma y dame”

sin límite alguno

te digo que eres “mía de mí”

mientras susurras

que soy “tuyo de ti”

El juego no termina

Es el eterno retorno

De girar en tu locura

Y TE CONVIERTES EN

HELICOPTERO SEMPITERNO

DE MIS BESOS!!!

 

Finalmente llegas.

Apacible

Inmaculada

Cuasi-celestial

Absolutamente invencible.

Dicen por ahí

que después de la tempestad

viene la calma.

Me recuesto en tus senos,

en el suave y calmo oleaje

de tus senos…

(VileScript File: 4 then a)

LO HUIDO Y LO PERMANENTE EN EL ALCOHOL… de los estados Intermedios.

10 Ago

Por Freddy Ñáñez.

Freddy, es uno de los mas connotados editores contemporáneos Venezolanos.  Su luz en pleno siglo XXI se mezcla entre títeres y bambalinas para dar vida al nacimiento de nuevas letras como esperanza hacia un mejor porvenir escritoril.  Ha sido galardonado EXCLUSIVAMENTE  por el Ministerio del Poder Popular para la cultura 2004, Premio Internacional de poesía Juan Beroes 2005 y en el 2009 su poemario Postal de Sequía gana el Premio Unico José Antonio Ramos Sucre. Como editor ha merecido el premio nacional del libro edición 2004, 2005 y 2006 por diversas obras.

COMO AMIGO DE GUANTANAMERA 206,

RECONOCEMOS A “NADIE NOS EDITA”

COMO LA CASA MATRIZ DONDE

SURGEN LAS PRIMERAS MOLECULAS

QUE RECLAMAN  SIN CESAR,

LOS PASOS VAPOROSOS QUE

ILUMINAN EL TUNEL

DE LOS ESTADOS INTERMEDIOS.

Y.Z. 2010


Toda poesía principia donde acaba el Ser. Toda ella antecede  lo  real y  realizado. Vive dentro pero no en el claustro, afuera pero nunca al margen del delirio y quizá sea también deseo que no encarna en las palabras ni en las formas comunes del apetito universal. La poesía cuando es verdad no es más que fuerza inagotable. La agonía del crear nombres sólo comparable al  asombro de quien acude  lúcido a lo efímero y pasajero. Si esto es así conviene decir que Gladys Mendía (Aragua- Venezuela 1975),  ha sobrevivido en la materia contradicha del lenguaje, vale decir: a los peligros de  vivir al borde de sí, en la tentación no de Ser sino  de habitar en los extremos  aquéllos donde Dios ha marcado con su verbo el reino de lo inefable y todo alfabeto en tránsito es la ruleta rusa en consecuencia.

El alcohol de los estados intermedios no es la metáfora del viaje ontológico sino el refugio de quienes huimos de sus  excesos.  Por suerte todo acorde de filosofía romántica,  acalla dentro de estas páginas para dar paso al impulso, al vértigo, al arrojamiento ése para el que aún no hay ideas. Devenir que late pero en el envés del sonido. Encuentra sosiego el lector que, escapando de un mundo cosificado y una subjetividad cosificante,  también busca el punto de fuga donde han de fundirse las más sólidas verdades. Refugio  donde sólo somos parpadeos con nombres sin más opción que  esta residencia poética, esta soledad que al tiempo nos contiene y  libera.

Gladys Mendía  se mantiene felizmente lejos del atávico espíritu de una generación  desgastada, ora en la presentación del hecho, ora en su  representación válida a los ojos de un tiempo posthistórico. Libre está su voz del hipocondríaco tono del arte contemporáneo y sus manidos intentos.

Es éste un libro de las poéticas,  hecho sin más estilo que el riesgo profético donde el   alumbramiento de una voz… sin territorio traza y funda.

En El alcohol de los estados intermedios no se trata pues de enunciar  el Ser ni su despliegue, tampoco de negarlo y contraerlo, éstos son prejuicios superados por una angustia inédita. No es trabajo del poeta cuidar del Ser. Anunciar es el verbo. La palabra  como lugar del acontecimiento y  no al revés. Hacer nombres para los huéspedes sin sonido propio, de eso se trata. Nombrar la ceniza de lo no incendiado aún y que se vea el árbol del más allá en el siniestro. Es en El alcohol donde lo huidizo y permanente comulgan sin representaciones adicionales. Sucede como tránsito voraz de una quietud desgarradora; de un impulso doble que acusa  no el asecho del tiempo y la finitud de los espacios, sino la densidad, el matiz intermedio donde las cosas no son imagen o sombra sino voz cavernaria, piromaniaca, química, inexistente sonoridad de un despliegue sin dueño. El nacer y crecer lento de esa consciencia dolorosa. Voces, puesto que es un libro del accidente; y ecos que predicen el accidente y hacen de él un destino y una poética en llamas: ágrafa belleza del contraluz. Una múltiple voz que sale y entra en los túneles y a medida que se arroja deja su eco monofónico que permanecerá intacto,  digo bien: no-devorado por la distancia ni por su propia avidez. Lo que huye: queda; lo que queda: está huyendo. He allí el recorrido radical que nos propone la autora. Puesto que el eco es el lugar donde todo arde y se ve tan verde. Será un estado intermedio, un espacio para ver la sonora rotura del mundo. El grito vendrá de allí, del eco: instante donde la noche se convierte en día. El grito será entonces la llama que sujeta nuestros contrarios. Tan nombrado y tan borroso es el camino hacia el Alcohol. Porque parte del estado líquido hacia el nuevo elemento: la palabra, luz ciega, como lugar de apariciones.

Oficio peligroso de cavar dentro de sí, transitarse y asumir al extremo el atentado personal (curva peligrosa) timón de nuestro azar, eso es la poesía y Gladys Mendía lo asume  a rigor. De allí que sea un libro de  artes poéticas: fragmentos de continuos ensayos para nominar lo que mora aún imposible. Lo demás es silencio manuscrito. Quizá sea el mismo libro quien mejor se defina, siendo receptáculo y voz exasperante  que dice del poema como alfabeto de un pasaje sin destino.

San Cristóbal, Venezuela

julio de 2009


PARA SEGUIR A GLADYS MENDIA Y SU IMPRESIONANTE CURRICULUM, DE CLICK AQUÍ.

MANIFIESTO 206

30 Jun

Por

Firman de conformidad y en estricto orden alfabético, LOS MIEMBROS FUNDADORES DEL MOVIMIENTO POETICO-CULTURAL, “GUANTANAMERA 206”

Miladis Hernández,  Princesa de la Poesía

Alvaro Inostroza Señor Marqués Ministro de Cultura

Jacinto K’anul,  Conde de Malaletr@

Fausto Larraguivel Lepe  Duque de Orfebre

Helder Larraguivel,  Vizconde de Guadalajara

Gladys Mendia,  Condesa de Malaletra

Francisco Jesús Muñoz Soler  Rey de la Comarca

EL MOVIEMIENTO POETICO-CULTURAL GUANTANAMERA 206 EMERGE INDUDABLEMENTE DE UN TUNEL MAS ALLÁ DE LOS FILOS DEL BARRO MEZCLADO CON EL ALCOHOL DE LOS ESTADOS INTERMEDIOS, DONDE LA PALABRA NO ES FLOR, SINO UN MEDIO PARA ESPINAR A LA RAZON HACIENDO DESPERTAR LAS FIBRAS DE LA CONCIENCIA HUMANA.

BLA  BLALALB    BLA BLA

PORQUÉ GUANTANAMERA 206?

24 Jun

SI LA PALABRA FUERA FLOR

TÚ SERÍAS UN JARDÍN DEL SILENCIO ©

El porqué de la existencia de un grupo de poetas insurrectos, beligerantes, sublevados, agitadores, protervos incendiarios, perturbadores, provocadores, transgresores,  insumisos, poco conformistas con lo estipulado de las letras y lo que en medio de ellas se suscita en la contemporaneidad transmilenial, ocasiona que emerjan guantanameramenturbulentoalborotadorincitadorevoltososindependentistas

insolentesalvajesediciosospristinorecalcitrantementenfermizos,

practicamente ingobernables, paganos y mundanosblasfemosacrilegosimpíos,

rebeldirreverentestarudostensiblementincomprendidesdeñososatrevidosadosimprudentes,

como un movimiento armado y sedicioso de la palabra, como esa  respuesta necesaria y vital a esa oquedad inherente que deviene del quehacer literario innecesario.

Muy Malaletra!

No me dejes letra, sin conocer el transfondo de tus oscuras intenciones!!

Por eso, el arte de provocar con las letras y el juego recalcitrante y perenne de palabras, revolucioando inagotablemente la fuerza interna de transgreder sensaciones, es oficio de GUANTANAMO 206.

SI QUIERE SABER MAS A CERCA DE LA CERCA DE NOSOTROS, ACERCATE Y DALE CLICK