Archivo | Jacinto K’anul RSS feed for this section

DAVID H RAMBO AND HIS BLACK HOLE…

26 Jul

 La ecléctesis de un poeta, está en la magnanimidad de su abandono.

Jacinto K’anul.

El abadono es un paso adelante de la conciencia superior.

Encontrar el vacío ya lo sabemos, es supraconciencia.

ASÓMBRENSE CON ESTE GRAN POETA Y DISFRUTEN SU VIDEO.

VIVAN LA POESIA EN RESISTENCIA

Y no es que le duela perder, pero el maestro D.H Rambo (algo tan genial como DH Lawrence, conoce perfectamente lo que es la ASTROFISICA.    (o lo que es lo mismo, DH Rambo, despierta la envidia en Stephen Hawking.

HOYONEGRO.

1. Saber

Yo quiero saber algo,

saber algo sin poder contarlo,

sin tener a quien contarlo,

sin tener con quien compartirlo.

Quiero meterme en un hoyo negro y ver qué hay.

Espero que no sea otra cagada más, como las que
salen de mi hoyo negro.

2. La Pregunta

El otro día me topé con un hoyo negro en el

metro y me dijo:

-Te cambio una respuesta por un
poema.

Sin pensar le pregunté, -¿De dónde soy?

Me dijo, -tú saliste de un hoyo negro y caíste a
este planeta como una cagada a un excusado, eres
una cagada.

-Pero no te preocupes.

-Eres un hoyo negro.

-Tu corazón también.

-Tu corazón jala de todo a tu alrededor y todo
tu mente trata de imitar.

-Por eso de todo haces un poco pero nada haces
bien.

-No eres una estrella guía.

-No eres una estrella fugaz.

-No eres un sol, no eres luna.

-Y por más que te pegas a las leyes de la
gravedad no eres planeta.

-Simplemente eres un hoyo negro en el espacio,
una oveja negra más sobre la tierra.

3. Poema

Quiero ser el hoyo negro de mi espacio

por un lado le entro a todo y por el otro me
salen cagadas.

Hoyo negro que viaja solo, haciendo paradas
continuas.

Estrella fugaz no, pero las veo alrededor de los
soles de fiestas,
fogatadas.

Aunque materia solitaria sí,

luna no,

planeta no.

DAVID H RAMBO, PROTOTIPO DE PIRATA POSMODERNO Y CONTRACULTURAL,  POETA DE ALTISIMA VANGUARDIA, ES EL PRECURSOR INTELECTUAL, ARTIFICE, COMPLICE Y OPERADOR PASO A PASO, DE LO QUE SIGNIFICA SER UNA “HONDA NOMADA” …

Joaquín Malaletra

(Ni un paso atrás,

las huellas solo existen en el camino de los olvidados)

Jacinto K’ anul parafraseando a un tal poeta Machado que dice que “caminante” es una empresa de autobuses (México-Toluca),  “camino” el apellido de un torero y “andar” es un verbo que rima con “Follar”.

EN EL CIRCO DE TUS LABIOS ME ENAMORO

25 Jun

Una niña jugando al hula-hula te saluda.

La caricia de despedida en tus caderas

sopla despacio vientos de altamar.

Cortejo de imágenes

llorando como plañideras

desfilan entre tus neuronas

haciendole el amor a tus deseos

mientras los monociclos

Ruedan

              Ruedan

                                Y más ruedan

por tus circunvoluciones cerebrales

como si fueran aves de fuego

y libélulas

pariendo carcajadas encendidas

y haciendo malabares.

Edición del video, el Gran maese Yair Mtz Hdz, Pato. (DARLE CLICK A LA FOTO)

Me convierto en mimo de tus desvelos.

NO HAY MAS SILENCIO

QUE EL DE LOS AMANTES AL ALBA.


De pronto,

una esfera fantasmal

se resbala entre tus clavículas

enredando en miles de brazos hechos pulpo

tu saludo a los dioses

desde la punta del trapecio.

Así te veo caer sobre  mi

Inmaculada y sacra

Girando elípticamente

Sol y sombra

t   u   s              p  i  e  r  n  a  s

son un reloj de arena.

Tu beso sana mi alma

y es cuando sonríes tan despacio

que me dejo llevar por tu memoria

Tu naricita roja de payasita alegre

me acaricia tan rico que despierto del sueño.

Estoy en la jaula de los leones

Y me amas sin tregua alguna…

Jacinto K’anul,

un día que lo sacaron de la chistera junto a un tigre de Siberia.

Edición Video de Yair.Mtz Hdz, Pato.

HELEMENTOS E IMPROFILIA

LA GESTACION DE UN LIBRO (Ópera prima en tres actos)

30 May

de ALMA ENTRE ALMAS, UN POEMA EN HONOR A GARCIA MONTERO

TODO PARAÍSO SE PIERDE POR EL HECHO DE BUSCARLO…  y lo mas interesante.. una excelente evolucion poetica del maese Muñoz Soler

ALMA ENTRE ALMAS soler 2012 MAGNIFICOOOOO!!!

 

PRIMER ACTO

LA FECUNDACIÓN

OvulARTE…

Déjate llevar por el vaivén que me acomoda

resquebrajo indecente la barrera que me separa

de tu interior,

ESPERMATOZARTE.

El grito oculto

de tanta letra en vilo

es un núcleo en lomo

y otro en portada,

que da a la luz,

la luna de tus letras,

mientras

La imprenta te mira de reojo…

ovulARTE, DEJATE LLEVAR POR EL VAIVEN QUE ME ACOMODA, ...La imprenta te mira de reojo.

De pronto, una rueca sinfín

igual al spin de tu memoria

HOJA TRAS HOJA

TE IMPRIME TAN HERMOSAMENTE

QUE

me avisas de

 LA RESTAURACION

 marcando incesante

LA VOZ DEL PENSAMIENTO

y una toma de decisiones

frente al pozo de las estructuras,

me habla de las piezas  de tu pensar

en constante reestructuración

en interminable restauración

en inagotable continuum.

SEGUNDO ACTO


LA GESTACIÓN

Es aquí donde me mantengo:

en un satélite terráqueo emergiendo

como si fuera un planeta interestelar.

Un cúmulo de nubes cimbran cada letra y la luna a pedazos se come un monstruo en folios, en García-Lorcas y Keats

Un cúmulo de nubes cimbran cada letra

y la luna a pedazos

se come un monstruo en folios

en García-Lorcas y Keats

en Machados y Canales,

entre Rimbaud cenándose

a un Kavafis descuartizado

en la isla apocalíptica,

bajo la mirada nictitante

de San Juan de Patmos.

portada, contraportada y solapas del libro, preimpresion para interné... ES EL MOSTRUO DE LA RESTAURACION ES LA VOZ DEL PENSAMIENTO

Es el monstruo de la restauración.

es la voz de tu pensamiento.

TERCER ACTO

ALUMBRAMIENTO

Entonces el parto

doloroso como siempre

con úlceras reventadas de stress

y migrañas arcoiris

da por fin el fruto.

Muchas células trabajan

para festejar tu nacimiento.

LAS MANOS DEL IMPRESOR AJUSTANDO EL TIRAJE

EN LA HEIDELBERG UN ALEMAN AJUSTA EL PAPEL PARA EL TIRAJE DEFINITIVO

DANDOVUELTAS DANDO VUELTASDANDO

VUELTAS

DANDO

VUELTAS…

La impecabilidad de la materia

reta al compromiso de la imprenta.

Aldus Manutius se despierta

DISEÑO Y TEXTO DEL COLOFON: TELARAÑA EDITORES

Giambatista Palatino se regocija

y el mundo es nuevo

PORQUE LA EVIDENCIA

ES UN RAYO QUE HACE “Crack”

EN EL POETA:

Restaurando la voz

que grita…

ILUSTRACIONES INTERNAS DEL ARTISTA ROMÀN HERVEL

García Lorca en NY, bajo la óptica NEOYORIKINA del artista Román Hervel, Durante el Crack Económico de 1929.

Poema Homenaje de JACINTO K’ANUL

Autor del libro: FRANCISCO JESUS MUÑOZ SOLER, España.

TITULO: RESTAURACION Y LA VOZ DEL PENSAMIENTO

AÑO, 2011

ISBN 978-84-615-0770-2

EDITORIAL:“A BORDO DEL POLEN”

EL MOMENTO DEL PARTO. PRIMER EMPAQUE EDITORIAL, LISTO PARA EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESIA, 2011, EN HOMENAJE AL POETA CHOAPANECO, SALVADOR DIAZ MIRON

PDF preimpresion

A CONTINUACION “LA METAMORFOSIS DE UN POSTER”

Trabajo final sin fondo con glifos mayas, ni letras poeticas,  ni detalles, ni sombra.

Trabajo final sin fondo con glifos mayas, ni letras poeticas, ni detalles, ni sombra.

After Modifying Poetas ejemplares y glifos mayas en el universo oceánico de Ixchel

After Modifying Poetas ejemplares y glifos mayas en el universo oceánico de Ixchel

LA PRINCESA DE LA POESIA CUBANA ATRAVIESA LA SOMBRAS

1 Feb

El Libro de los Prójimos (Editorial La Rueda Dentada, 2010) y La Sombra Que Pasa (Letras Cubanas, 2011) sintetizan para la historia de la literatura contemporánea, el prodigio de la llama viviente en la creación lírica.

A TRAVES DE LAS SOMBRAS... LA LUZ!

En sus letras Miladis Hernández Acosta (Princesa de la Poesía Cubana), nos guía a ese ocultismo que acaricia el aturdimiento y el enajenamiento propio de los chamanes que saben conducir al éxtasis al lector, con el portentoso manejo de la buena retórica y el oficio digno de quien se sabe poeta.

Saber transitar por esa sombra que pasa como un Diógenes impertérrito, es sin duda la piedra preciosa que la mente humana aun no puede concebir ante el milagro de estar frente a frente con la magna claridad con la que la Princesa nos lleva por su reino.

Sin temor a confundir emociones, “El Libro de los Prójimos” empalma la sinrazón de la mente .  No hay nada que hacer ante la magia y el pasmo que depara aquel sortilegio de fruición inequívoca y deleite ilimitado.  En esta joya de la corona, “tesoro que ningún pirata trashumante haya podido imaginar”, el maestro William Blake y otros cristos irredentos y hasta mancos, juegan con nuestras circunvoluciones cerebrales como aquel hechicero del embeleso que nos sueña despierto e insisto; tal poesía, nos lleva a la sinrazón; seducidos por una lectura que en vertiginoso culmen alucinante nos invita a la locura nigromántica.

Cuando la belleza se aparece de la forma como la autora nos embalsama, las palabras sobran, por más de que se amalgamen en celestial orquesta. En sus oníricos abordajes de sirenas enamoradas cubiertas por gemas de los siete mares, los legendarios filibusteros y corsarios no habrán encontrado en todas sus fantasías, preseas como estas.

La comunidad poética en resistencia de Guantanamera 206 y toda la vanguardia literaria que os sigue, os felicita princesa por tan alquímico acto de creación.

El beneplácito y la alegría por tanto, es tan colosal como todos los diosas y dioses que conoces haciendo el amor entre ninfas y faunos en inédito aquelarre, tan insondable como el número de estrellas marinas en el universo de tu ilimitada mente y de magnitudes tan descomunalmente infinitas como tu corazón y tu ser pletórico de inmarcesibles bienaventuranzas y benevolencias; en una palabra el júbilo que sentimos por tus dos últimos libros es: Inconmensurable!!

click a PDF.

 

 

EN UNA RESEÑA DE REVERON… LA PRINCESA QUIERA QUE LE PUBLIQUEN ESTO.  SIN FECHA PERO CON ESPACIO QUE ATRAVIESA LAS SOMBRAS, DICE….

 

Suele suceder que cuando un poeta —cualquier creador de ficción escrita— adquiere una conciencia firme de su trabajo, su discurso tiende a la angustia. Ya sea por el lastre de la tradición, como sostiene Harold Bloom, o bien debido a la finitud del lenguaje (lo que pudiera ser igual de trágico), el riesgo de tener que operar la misma noria que ya giró al influjo de otros, desdibuja el gesto inicial de casi todo poeta sensato. Cuando ese suceso: el poema, tenga una respuesta similar para quien lo redacta y para quien lo lee, tal vez el misterio de ir a las palabras de esa manera por tantas razones desinteresada, pierda compresión, y el poeta se convierta en el ingeniero del lenguaje con que amenazaba Paul Valery. Pero mientras eso no ocurra, habrá libros como La sombra que pasa (editorial Letras Cubanas, 2010), un discurso vertiginoso y a veces melancólico, como de quien relata lo que acaba de sucederle —insisto: sucederle— en un reciente sueño.

Llevar las cosas al ritmo de los sueños puede ser la manera de buscarles la explicación que les niega un estado de vigilia muchas veces estéril. Someterlas a esa aceleración  puede ser, además, un intento por aliviarse en el lenguaje. Miladis Hernández no parece escribir para que sepamos lo que la inquieta —lo que la inquieta es una frase demasiado mansa, ya lo sé; demasiado cursi también—, sino para cumplir con la necesidad de estar en las palabras, de rebuscar en aposentos donde otros ya han mirado, con la diferencia de que ella parece mirar a determinada hora, cuando se ve distinto, y lo hace además con una mirada carente de pudor. Si lo que se impone un poeta, si lo que lo lanza al camino fuese un tonto afán de originalidad, todo quedaría reducido a simple gesticulación. La verdadera originalidad procede más bien de una visita al lenguaje como recurso extremo —extrema la visita; extremo el lenguaje—, porque el poeta ya hizo de lo extremo un ritual defensivo. La sombra que pasa es como el testimonio de alguien que ve demasiado lejos. Esa visibilidad puede o no resultar provechosa, pero es intensa, ensordecedora tal vez. Por tal razón la especie de visionario que ejecuta estos discursos  intercambia su voz con la de algunos resignados ilustres: el patriarca Moisés, el adelantadísimo John Donne, el turbador Coleridge.

Tal parece que Miladis Hernández se obliga a relatar una contradicción. Ese discurso empeñado en el desbordamiento,  apocalíptico por su tono, puede allegar a algunos lectores una determinada inquietud. José Lezama Lima, por ejemplo, practica sus cerrazones  como lances optimistas, la mayoría de las veces. Sacrifica toda cadencia, impone ritmos deformes —no siempre, por supuesto; alguien tendrá en mente la ductilidad de “San Juan de Patmos ante la puerta latina”—, pero suele preferir los juegos a la erudición, lo que considera una responsabilidad para con el conocimiento. Miladis Hernández —supongo que acusarme de comparaciones intempestivas resultaría trivial— opta, en este y en otros libros, por escenificar una rugosidad en la que ya mucho viene expuesto. Rugosa y expresiva. Con preferencia por las asociaciones dispares, voluntariosas incluso.  Pero no celebra nada: ni el conocimiento, ni la muerte. Su ironía radica en dejar avisos de estados que, sospecha, exceden el mero ámbito de eso que continuamos señalando como sujeto lírico.

¿Por qué decir de manera indirecta aquello que se considera relevante? Esta es una de las preguntas que nos lleva a la sospecha de que la poesía no consiste en ir en procura del ritmo. Me excuso por repetir que se trata más bien de una franquicia, y, si fuéramos a exponerlo con afectación, de una necesidad. Parece que da lo mismo Vladimir Mayakovski, Georg Trakl o Ángel Escobar. Sólo el poeta sabe lo que le costaría no escribir(se). La sombra que pasa es en todo caso, y de acuerdo con mi propia tendencia a lo reverencial, una oración por el Hombre, una puesta en escena de la vastedad del Hombre, y de su importancia.

 

 

VIVA LA PRINCESA, HONORABLE MIEMBRA FUNDADORA DE GUANTANAMERA 206

Rappel, !el arte de encumbrarme en tu memoria!

23 Dic

LIADO A RAPPEL


Escalar por tu piel,

sentir el vértigo de la muerte lenta.



Amanecer en el crepúsculo de tus muslos

Besar aquel sol de túneles extremos

Acariciar el destino que me hereda

enclavarme en las cribas de tu vientre.

Oler las rocas de tu tiempo

transfiguradas en diluvio proverbial.

 

Te derrites.

Saberme atado a tu pecho

como el arnés de mi existencia,

apoyarme en cada uno de tus tobillos

Caminar sobre el mar de tus delirios,

dejarme llevar por tus deseos.

Jugar a las escondidas

en el tamiz de tu cuerpo.

Eclipsarte nuevamente

cuando tus labios se conviertan

en la caída libre de mi perdición.


Tus piernas transformadas

en mosquetón de mal agüero

me atenazan sin gatillo

queriendo fracturarme las costillas.

 

No hay seguro que me salve.

La cuerda se revienta.

Estallo hecho mierda

en el suelo de tu ventana

y me miras con desdén

musitando

no eres mío.

Vuelvo a ascender

Te repto endemoniado.

Las paredes son lágrimas y viento.

Hay un jardín con flores de luna y frío

y crees que me amas.

 

Un ángel, mitad lascivia-mitad dios

me dice

que en las montañas de tus senos

ostentas una fuente milenaria de placer.

 

A Rappel me dejo venir por tu mirada

Me desprendo de ti

a velocidades

que me hacen perder la conciencia

No soy yo quien te besa

sino ese fantasma glotón

que navega atraído por tu miel.


Gusano que horada cada hueso

enseñándole a hablar a tus poros, de babel.

 

Finalmente no quiero otra cosa que:

Acabar en la rueda Pelton de tu vida

marearme en el tiovivo de tus caricias

y luego en la espiral de tu cabello,

Disfrutarte

ver tu sonrisa

y quizá,

quizá:

llorar sobre tu hombro.


Ese K’anul, cree que todo es extremo… hasta el amor!
Click

Petzl RocTrips anteriores se han realizado en Millau, France (2002); Bishop, California (2002); Millau, France (2003); Gunks, New York (2003); Millau (2004); Sheffield, England (2004); Squamish, British Columbia (2005); Millau (2006); Kalymnos, Greece (2006); Red River Gorge, Kentucky (2007); Millau (2008); Zillertal, Austria (2008)

MANO A MANO DE POETAS… Quid pro Quo (altamente recomendable)

9 Dic

Este ejercicio “Taller” presenta tropos literarios.  Tiene dos funciones: Pueden responder identificando las figuras literarias, que van desde el encabalgamiento hasta la metonimia y otras figuras sinecdóquicas que pueden discutir.

De otro lado, el “Quid Pro Quo” parecería sutilmente “más sencillo”.  Pueden responder al poema original (y no necesariamente de manera exacta a cada verso) pero sí, haciendo el ejercicio de “crear figuras literarias”

POEMA ORIGINAL DE                              TALLER

JACINTO K’ANUL                                  “QUID PRO QUO”

EN ESTA ESQUINA                                        EN ESTA OTRA,

DE PANTALONCILLO                                      EN BRAGUITAS

EN ESTRICTO                                                 ESTRICTAMENTE

COLOR AZUL K’ANUL                          ROJIGUALDAS (Y enTINTADAS)

GUANTANAMERA 206”                      TLANECI MANDARINSKOWSKY*

 


Ráfagas de nubes mandarinas                Un atardecer llega intempestivamente
llueven etereácidas sobre tu cara                        y me da de lleno en el rostro
bajo tus ojos perdidos de sol.                            mientras yo miro aún más allá.
Imploran el rastreo de las gaviotas           Oteo el horizonte en busca de presas
mientras deliras con esa hamaca incesante   y me columpio impacientemente
que calma el vaivén de tu                                          buscando tranquilizar
inclemente parpadear hipnotizante.                  mis           ojos           inquietos.

Me miras tras el espejo humeante                  Busco tus ojos observadores
de tus labios-deseo y dos astronautas   mientras paso mi lengua por mis labios
alunizan alucinantes con tan solo mirar   y sólo veo en ti, locura y desenfreno.
Por eso es que te digo y te reclamo                 Me hablas con tu voz dulce
y te beso despacio                                            que tiene un toque de despecho
porque te imagino así,              sin embargo, tus ojos soñadores no engañan
tan cerca                                                                            Me piensas
cuando                                                                       a tu lado sin cesar
ochenta millones de fantasmas                         con nuestras vidas anteriores
cubran cada uno  de mis poros                                en el mismo cuerpo
y bese tu vientre y tu mirada.                           y tú, llenándome de amor.

Por eso ahí te veo                                                  Y me siento observada
en los filos del barro que me dejaste                 mientras te dejo a solas
Por eso vente amor mío                                          me pides que vaya
a develar el misterio                                          y me prometes mil cosas
que transhumen                                                  El sol, la luna y las estrellas
aquellos poros                                                                    sólo para mí
bailando un tango guantanamero “Bailando en las nubes con un diablo poeta
en medio de nuestras pieles.                             Así, así  juntitos:   ” tu y yo”.


(*) Tlaneci Mandarinskowsky, poeta de Tartaristán, pertenece a la Vanguardia Literaria, del movimiento “Poesía en Resistencia”  Guantanamera 206.


DE POETAS UNIVERSALES…

7 Dic

Género:  Poesía.

Título: La Densa Corporeidad de la Memoria.

Autor: Muñoz Soler Francisco Jesús.

Editorial: Ediciones Estival

País editor: Venezuela.

Año: 2010

Prólogo: Miladis Hernández Acosta, Princesa de la Poesía Cubana.

Portada del libro del poeta Muñoz Soler, 2010.

CONTRAPORTADA

Click a la foto, para leer bajo su propio riesgo.

PRÓLOGO

(Miladis Hernández, Cuba, 2010)

La Densa Corporeidad de mi Memoria o El Sabor de las palabras.

Según Anaxágoras de Klazomene, lo denso y lo húmedo, lo frío y lo oscuro, se reúnen hacia el centro, mientras que lo raro y lo cálido se dirigen hacia la región externa. Esta idea de lo denso,  de la corporeidad que puede asumir el pensamiento se enraíza en la poética de Francisco Jesús Muñoz Soler con un acento conversacional. La región externa donde preagoniza este poeta deviene con una sellada obsesión por desvelar la memoria.

Entiéndase la memoria que recrea la materia, lo corpóreo, la separada sustancia….  (<READ MORE> Leer más sobre  el texto completo de la muy notable poeta, Miladis Hernández. Darle click).

Textos completos de la poética de Muñoz Soler, aquí.

LA  DENSA  CORPOREIDAD  DE  MI  MEMORIA

La densa corporeidad de mi memoria

bulle en el hermoso caldero

donde se cuecen los olores

de mis realidades y sueños,

es tanto su bagaje y la fina línea

entre verdad y ensoñación

es tan imperceptible

que se han mezclado

formando un magma

tan verdadero y lúcido

que no se podrían rescatar

sus sabores y texturas originales.

Francisco Jesús Muñoz Soler,

es miembro fundador del movimiento

vanguardista, “poesía en resistencia”

GUANTANAMERA 206.

Paula, humedéceme, mójame un poco más, !sólo para saber que existes!

16 Oct
...mientras desayunábamos en la terraza del Habana Riviera, un tremendo golpe de mar (...) levantó en vilo varios automóviles que CIRCULABAN SOBRE (...) el malecón (...) y uno de ellos quedó incrustado en un flanco del hotel. Fue como una explosión de dinamita que sembró el pánico en los veinte pisos del edificio y convirtió en polvo el vitral del vestíbulo. Los numerosos turistas que se encontraban en la sala de espera fueron lanzados por los aires junto con los muebles, y algunos quedaron heridos por la granizada de vidrio. Tuvo que ser un maretazo colosal, pues entre la muralla del malecón y el hotel hay una amplia avenida de ida y vuelta, así que la ola saltó por encima de ella y todavía le quedó bastante fuerza para desmigajar el vitral.  {(Gabo (Marzo de 1980), sobre como soñaba que soñaba Frau Frida}.   Foto AP REUTERS/Javier Galeano.

...mientras desayunábamos en la terraza del Habana Riviera, un tremendo golpe de mar (...) levantó en vilo varios automóviles que CIRCULABAN SOBRE (...) el malecón (...) y uno de ellos quedó incrustado en un flanco del hotel. Fue como una explosión de dinamita que sembró el pánico en los veinte pisos del edificio y convirtió en polvo el vitral del vestíbulo. Los numerosos turistas que se encontraban en la sala de espera fueron lanzados por los aires junto con los muebles, y algunos quedaron heridos por la granizada de vidrio. Tuvo que ser un maretazo colosal, pues entre la muralla del malecón y el hotel hay una amplia avenida de ida y vuelta, así que la ola saltó por encima de ella y todavía le quedó bastante fuerza para desmigajar el vitral. {(Gabo (Marzo de 1980), sobre como soñaba que soñaba Frau Frida}. Foto AP REUTERS/Javier Galeano.

Te contemplo desde arriba, serena y líquida, brumosa y casquivana. Humedéceme lentamente,  báñame de tus fluidos y santifícame,  beatifícame con lluvia de tus entrañas. Bésame con el viento huracanado de tus caricias hechas rocío proverbial.

Te contemplo desde arriba, serena y líquida, brumosa y casquivana. Humedéceme lentamente, báñame de tus fluidos y santifícame, beatifícame con lluvia de tus entrañas. Bésame con el viento huracanado de tus caricias hechas rocío proverbial.

Una lluvia hecha sensaciones de nostalgia, Me susurra al oído cuanto me amas, El ruido de un trueno colosal me advierte del pronto estruendo que deviene en los relámpagos de tu mirada. Me duermo en ti, en medio de tu tormenta que me llama, que me atrae  a una perdición sin remedio.

Una lluvia hecha sensaciones de nostalgia, Me susurra al oído cuanto me amas, El ruido de un trueno colosal me advierte del pronto estruendo que deviene en los relámpagos de tu mirada. Me duermo en ti, en medio de tu tormenta que me llama, que me atrae a una perdición sin remedio.

A media noche tu piel me informa de aquella sombra que te recorre lentamente,  atravieso los puentes de tus pliegues recorriendo tiernamente cada poro de humedad con que me brindas el túnel a contraluz de tu memoria y algo de sal me deja saber que tienes algo de sirena. SOMOS LA SOMBRA BAJO TU NUBE…

A medio sol crepuscular, tu piel me informa de aquella sombra que te recorre lentamente, atravieso los puentes de tus pliegues recorriendo tiernamente cada poro de humedad con que me brindas el túnel a contraluz de tu memoria y un vaho de sal me deja saber que ostentas sibilancias de sirena. SOMOS LA SOMBRA BAJO TU NUBE…

Y me desplazo sobre tu piel de chubasco, como avenida costera enmarañada de humedad sobre el malecón de tu entrepierna… Allí húmeda, me recibes en la soledad tibia con la que me cobijas.

Y me desplazo sobre tu piel de chubasco, como avenida costera enmarañada de humedad sobre el malecón de tu entrepierna… Allí húmeda, me recibes en la soledad tibia con la que me cobijas.

Hay algo que humedece lo nuestro, que lo nubla. Tu fuente de catedral recibe un enhiesto capitolio que se pierde en tu niebla alucinante. Aquella selva hendida que obnubila mi razón. Ahí me quedo,  arrullado  en el vendaval irreverente de tus caderas.

Hay algo que humedece lo nuestro, que lo nubla. Tu fuente de catedral recibe un enhiesto capitolio que se pierde en tu niebla alucinante. Aquella selva hendida que obnubila mi razón. Ahí me quedo, arrullado en el vendaval irreverente de tus caderas.

Cabalgas bajo esa lluvia tropical que me alimenta, Me vierto todo y el tiempo dentro de tí, No existe.

Cabalgas con una carga tropical que me alimenta, Me vierto todo y el tiempo dentro de tí, No existe.

Un motorcito extraño me despierta dando vueltas como un gnomo visionario y previsor: Son tus manos en mi espalda  que recorren mililitros de sudor.

Un motorcito extraño me despierta dando vueltas como un gnomo visionario y previsor: Son tus manos en mi espalda resbalando en mililitros de sudor.

En un “toma y dame” Sin límite alguno Te digo que eres “mía de mí” Que soy “tuyo de ti” El juego no termina Es el eterno retorno De girar en tu locura Y TE CONVIERTES EN HELICOPTERO SEMPITERNO DE MIS BESOS!!!

Finalmente llegas. Apacible Inmaculada Cuasi.-celestial Absolutamente invencible. Dicen por ahí, que después de la tempestad viene la calma, Me recuesto en tus senos, en el suave y calmo oleaje de tus senos…

Poema de Jacinto K’anul, “en solidarizándose” tempranamente con lo que “acaezca” , haiga que acaecer o haya acaecido, bajo los caprichos teologales, meteorológicos y estocásticos del paso un poco “alatigado”  de Paulita 2010, por tierras entrañablemente hermanas y antillanas.

 

(Sin epígrafe, arriba “impactado”)

Te contemplo desde arriba

serena y líquida

brumosa y casquivana.

Humedéceme lentamente,

báñame de tus fluidos y santifícame

beatifícame con lluvia de tus entrañas.

Bésame con el viento huracanado

de tus caricias hechas rocío proverbial.

Una lluvia hecha sensaciones de nostalgia

me susurra al oído cuanto me amas.

El ruido de un trueno colosal

me advierte del pronto estruendo

que deviene en los relámpagos de tu mirada.

Me duermo en tí

en medio de tu tormenta que me llama

que me atrae

a una perdición sin remedio.


A medio sol crepuscular tu piel me informa

de aquella sombra que te recorre lentamente

atravieso los puentes de tus pliegues

recorriendo tiernamente cada poro

de humedad con que me brindas

el túnel a contraluz de tu memoria

y un vaho de sal me deja saber

que ostentas sibilancias de sirena.


Somos un par de sombras

bajo esa nube que te abriga.

Y me desplazo sobre tu piel de chubasco

como avenida costera enmarañada de humedad

sobre el malecón de tu entrepierna.

Allí húmeda,

me acoges en la soledad tibia

en la que me refugio.

 

Hay algo que humedece lo nuestro,

que lo nubla.

Tu fuente de catedral

recibe un enhiesto capitolio

que se pierde en tu niebla alucinante.

Aquella selva hendida

que obnubila mi razón.

Ahí me quedo,

arrullado

en el vendaval irreverente de tus caderas.

Cabalgas

bajo esa lluvia tropical

que me alimenta.

Me vierto todo

y el tiempo dentro de ti,

No existe.

Un motorcito extraño

me despierta dando vueltas

como un gnomo visionario y previsor:

Son tus manos en mi espalda

resbalando en mililitros de sudor.

 

En un “toma y dame”

sin límite alguno

te digo que eres “mía de mí”

mientras susurras

que soy “tuyo de ti”

El juego no termina

Es el eterno retorno

De girar en tu locura

Y TE CONVIERTES EN

HELICOPTERO SEMPITERNO

DE MIS BESOS!!!

 

Finalmente llegas.

Apacible

Inmaculada

Cuasi-celestial

Absolutamente invencible.

Dicen por ahí

que después de la tempestad

viene la calma.

Me recuesto en tus senos,

en el suave y calmo oleaje

de tus senos…

(VileScript File: 4 then a)